domingo, 12 de febrero de 2017

Primera semana superada :-D


El hielo quema (de la teoría a la práctica);
Después de una semana a - 17 grados (sensación térmica de -24) he aprendido un nuevo vocablo "frostbite" que a resumidas cuentas es la congelación de la piel cuándo está expuesta a temperaturas de frío extremo. Sufrí una leve quemadura que ya ha sido aliviada y aprendí que debo adaptar mi rutina a las condiciones climatológicas del país. Solía andar mucho e ir a pie a todos lados aunque las distancias fueran largas pero debido a este nuevo peligro debo tomar el transporte público (metro, bus) o bien ir entrando en cafeterías, recintos o centros comerciales para no congelarme jaja (ver video).


El vino en los restaurantes;
Me he percatado de que el alcohol aquí es muy, muy caro, por lo que me autoaplicaré la ley seca jaja. Muchos restaurantes (no todos) invitan a que te lleves el vino y la cerveza de casa y allí hagas tu consumición como se puede ver en el cartel.



Las escaleras mágicas;
Las viviendas en zonas residenciales no suelen ser muy altas (2-3 plantas), muchas de estas viviendas en vez de compartir un rellano común lo que tienen es un acceso directo a la puerta de su vivienda mediante unas escaleras exteriores en forma de caracol, la solución ideal para no encontrarte con el vecino aunque no la más conveniente cuándo hay 15 cm de hielo por escalón.



Una cueva para el coche (aka bat-cueva);


Caminando por la acera vi varios toldos en fila a lo largo de la calle, primero pensé que se trataba de un mercadillo local pero luego me di cuenta de que eran túneles que permitían el acceso al garage, de tal forma que durante la noche no se congelaran. Sin duda, una buena solución para no tener que madrugar tanto a sacar la nieve a palazos.

La lavandería americana;

Llegó el momento de ir a hacer la colada... puse toda la ropa sucia en mi maleta de viaje y usando google maps localicé la baunderie (lavandería en francés-quebeco) más cercana, salí de casa y fui arrastrando (literalmente) la maleta ya que el hielo impedía que las ruedas giraran con normalidad. Cualquier actividad cotidiana se convierte en una aventura a -17 grados. Llegué a la lavandería y había un señor mayor que estaba haciendo su colada, al verme algo despistada me orientó en el funcionamiento de la baunderie, por suerte las instrucciones son bilingües. Tienes una máquina que da cambio por si sólo llevas billete y otra que te vende detergente, suavizante y otros productos. Hay lavadoras y secadoras. La que escogí para hacer mi colada costó 1,5$ (1€ aprox) por media hora más luego la secadora que son 0.25$ por cada 3 minutos.

La puntualidad en los comercios;
Acostumbrada a la puntualidad de reloj en la apertura de los comercios en España, me encuentro que aquí son un poco más laxos en ese aspecto llegando a abrir hasta 30 minutos más tarde de la hora marcada (teniendo que esperar en un portal dando saltos para no enfriarme hasta que abrieran). Así que es mejor nunca llegar a primera hora para hacer cualquier cosa (comprar, trámites, ocio, etc.).

El cine;
Buscando opciones de ocio me encontré con algo diferente; un cine casero hecho con proyectores y butacas de segunda mano. Lo bueno, el precio; 2.5$ por película más 1$ el resto (palomitas o bebida). Lo mejor, el propietario, que es también quien vende las entradas y sirve las bebidas.
Fui con mi compañero de piso que está haciendo una investigación en la universidad Concordia sobre cine experimental y al llegar queríamos ver una película anunciada en la web pero que por un error no se proyectaba esa noche, el dueño nos invitó gratis a ver cualquier película, nos dio una cálida bienvenida y nos dijo que nos sintiéramos como en casa. La película escogida fue "Dr. Strange". Aquí no hace falta ir a una sesión especial en "versión original" ya que la mayoría son en inglés/francés.
Cabe recalcar que hospedan el festival de cine israelí ofreciendo 5 películas aunque el precio de éstas es de 15$, la siguiente proyección será AKA Nadia (http://dollarcinema.ca/images/event/jpl.jpg)

El club de tiro;

En Canadá la tenencia de armas está bastante más controlada y es más restrictiva que en Estados Unidos, por lo que para poder disparar o poseer un arma necesitas o bien un permiso de armas recreativo, o un permiso de caza, o pertenecer a los cuerpos de seguridad. Es bastante similar a lo que sucede en España. Lo que si que abundan son shooting range de airsoft; réplicas de armas que disparan balines o bolas de plástico propulsadas por gas (como en las ferias jeje).
Fui al Ushoot (http://www.ushoot.ca/) y probé con el pack de "sport" en el que puedes combinar arma de mano con francotirador a 10 metros.
Lo que valió la pena fue la sensación de estar en el ambiente, en esas cabinas con los blancos móbiles y todo totalmente automatizado. Lo ideal para esta clase de deporte es hacerlo en familia o con amigos ya que os podéis retar, marcar tiempos, etc. dando más jugabilidad a la experiencia.

Party time :D
Las fiestas y reuniones de amigos se suelen hacer en casas particulares, es muy común que recién conozcas a alguien te invite a su casa (ya he ido a dos casas diferentes en 8 días jeje). Sueles llevar algo de comer o beber y compartís una tarde. Se conversa, se escucha música, se baila, etc.

El banco;
Me abrí cuenta en TD Canada Trust con el plan "New to Canada" en el cuál no pago comisiones durante 6 meses e incluye una cuenta a la vista (checking account) y una tarjeta visa. Le incluí un seguro de descubierto de 300$ (overdraft) por si acaso. Mi asesora me dijo que pasados 6 meses podríamos evaluar el uso que le he dado a la cuenta y ajusar los parámentros en función de mis necesidades. Los documentos a presentar para abrir este tipo de cuenta son; pasaporte y permiso de trabajo. El SIN (social insurance number/número de seguridad social) sólo es necesario en caso de que quieras adquirir una tarjeta de crédito. En menos de una hora ya tenía mi cuenta y mi tarjeta lista para usar. Hice el ingreso de efectivo de los 2,100$ sin problemas, lo único que me preguntaron fue el origen de los fondos (no tuve que presentar ningún justificante). Adjunto una fotografía con los tipos de interés de las diferentes cuentas.

El teléfono;
Al final el truco que quise hacer con el teléfono no sirvió de mucho ya que no me entraban las llamadas desde el extranjero así que no me quedó más remedio que adquirir un terminal y un número de teléfono canadiense. Para ello fui a Fido (una compañía de teléfonos canadiense), la escogí por proximidad ya que en invierno el frío impide desplazarse con comodidad. Allí me abrieron cuenta, escogí el plan de 1GB con llamadas nacionales ilimitadas y sms internacionales ilimitados también, era uno de los planes más económicos (35$/mes + 10$ la sim + 15$ activación del servicio + 25$ activación de la factura electrónica). Aquí el proceso de apertura se alargó un poco más ya que como no tengo un historial de crédito tenían que hacer una excepción y el sistema no les funcionaba, tuve que volver a la tarde y me lo solucionaron sin mayor demora. En norteamérica es muy común que tengas un historial de crédito, para casi cualquier cosa te lo van a pedir, así que es mejor comprar financiado o a plazos que al contado si en el futuro tienes pensado establecerte. Es algo que me ha chocado ya que generalmente intento evitar este tipo de compras.

Artur Más en la tele;
Pues sí, hasta aquí llegan las noticias de Cataluña. Cabe decir que Québec es la región con el mayor número de francoparlantes de Canadá, muchos de ellos quieren una "república independiente" y están luchando por su independencia por lo que sienten cierta simpatía por países con los que comparten un cierto nivel de semejanza en ese aspecto político. La foto es de la cadena francesa "France 24".

Hasta aquí, el resumen semanal. Espero que os haya gustado y/o servido de ayuda. Nos vemos en la próxima publicación.

No hay comentarios: