viernes, 6 de febrero de 2015

Impresiones de Narbona

El miércoles 04 de febrero aprovechando que tenía el día libre decidí hacer una escapada a la ciudad francesa de Narbona. 

La idea nació a raíz de un panel de publicidad que visioné un día de camino a la rutina, en ese momento pensé  "un día en el futuro visitaré la ciudad" y heme aquí materializando dicho pensamiento.



Viajé por primera vez en mi vida en el TGV (tren de gran velocidad), tan solo dos estaciones me separaban de mi destino; Figueres-Vilafant y Perpignan. Aunque si hubiera seguido mi trayecto podría haber llegado hasta Paris Gare de Lyon :P





Lo primero que llamó mi atención nada más cruzar la frontera fue la belleza de los pirineos nevados, esa imagen sería el preludio del frío que iba a pasar en la ciudad con vientos de entre 40 a 60 km/h acompañados de una ligera nevada y hielo en la calzada.



Otra cosas a destacar fueron la cantidad de parques eólicos y aerogeneradores repartidos por el campo, en media hora de trayecto conté unos ocho. 




Además me sorprendió divisar un lago construido artificialmente que también aprovechaba algún tipo de energía renovable, en mi opinión debía ser una central undimotriz (energía de las olas), lo había leído en los libros de ingeniería aunque nunca había tenido la oportunidad de ver uno en directo :) 




Muchos de los parquímetros y servicios viales se alimentaban de paneles solares optimizando así el uso de las renovables.

Mis compañeros de tren eran en su mayoría franceses, muy ruidosos, hablaban a pulmón, me hubiera enterado de todo si no fuera porque no comprendo el francés jajaja. Una chica muy maja me dijo si podía dejar su bolso en mi asiento... lo dejó entreabierto y se fue, luego vino a recogerlo y se volvió a marchar. Este comportamiento lo he visto varias veces en la ciudad, gente que dejaba su bolso descuidado en la mesa de un restaurante, para pagar algo también dejaban su mochila en el suelo mientras iban al mostrador, etc. En mi pueblo haces eso y te birlan hasta el carnet del club super tres.

Encontré muchas librerías, bibliotecas y eventos culturales, en general mucho culto al libro. En un parque incluso había una estantería de madera en la que podías dejar un libro que ya no quisieras y coger otro. 




"Livres comme l'air: Vous avez lu un livre, il trâine sur une étagère, donnez-le et prenez-en un autre! Marquez-le au dos de la couverture avec le tampon mis à disposition dans la Boîte à Lire"


La ciudad estaba llena de postes informativos acerca de su historia en francés aunque incluía códigos QR con dicha información en los idiomas inglés y español. Casi toda la información que podías leer contenía algún tipo de código QR, incluso en los horarios de una iglesia...







Aviso a los meones: ir a baño cuesta 50 céntimos y no recoger las cacas de los perros cuesta 100€ aquí todo se paga menos los libros y los museos. 


 

La ciudad aún y ser de extensión pequeña tiene muchas actividades y tiendas muy variadas, des de cafeterías de rock, tiendas de importación, tiendas de moda, mediatecas, sala de conferencias, restaurantes de todas las étnias (en mi tour pude ver; español, italiano, turco, persa, francés, belga, británico e irlandés). Si te gusta vestir y acicalar a tu can a la última moda, también puedes hacerlo en esta tienda;



Tienen un buen sistema de reciclaje y la gente está concienciada con el medio ambiente, no encontré ningún papel en el suelo, había contenedores de todos los colores para que pudieras clasificar bien tus desechos;



La ciudad en sí es como un pueblecito con vestigios medievales (como Gerona vaya), se puede visitar tranquilamente en una mañana, las visitas a ciertas partes del casco histórico tienen un horario concreto así que es mejor verificarlo antes de ir, dejo algunas imágenes:





Una mención especial a los animales ya que estos no se asustaban, ni corrían ni se escondían, por poner un ejemplo el gatuno que véis, pasó casi rozándome, me miró y siguió su camino.






No me podía despedir de la ciudad sin antes comer algo típico, una crêpe à la crème de marrons :D



Y vuelta a casa; un día diferente en un país diferente, con nuevas ideas de ver el mundo. 

Gracias por leerme, hasta pronto ;)


1 comentario:

DGLMar dijo...

Gracias por la visita guiada, me entró ganas de visitar la ciudad. Esperaré la primavera! Jajaja