sábado, 5 de febrero de 2011

LA RELIGIÓN EN MÉXICO - 2 DE FEBRERO










Buenas.

He recuperado el blog después de dos años de ausencia... Bueno, mi objetivo es que sigan mis aventuras para enriquecimiento personal, para que se diviertan y aprendan algo de mis errores XD. Actualmente estoy viviendo en ciudad de México, ya voy a cumplir un año (en marzo concretamente) y les aseguro que ha sido una vivencia de lo más intensa... entraremos en esos detalles más adelante :P

Uno de los aspectos que me impresionó bastante fue el hecho de que los mexicanos son MUY religiosos, tienen muchas celebraciones religiosas, hay muchas iglesias repartidas por toda la ciudad y la gran mayoría de las personas a las que les he preguntado si creen en Dios me han contestado afirmativamente a pesar de que se quejan de que los españoles llegaron a destruir su cultura, sus creencias y su raza.

He visto que las dos religiones predominantes son la cristiana y la mormona, aunque por la zona de Polanco (una de mis favoritas del DF) también predomina la judía.

El día de navidad se celebra igual que en España, con una cena familiar y la apertura de regalos, aunque la diferencia es que tienen un niño Jesús de cerámica (le llaman niño Diós), ese día se tiene que mecer entre varias personas y se le canta una canción. Se designa a una persona para que sea "madrina" o "padrino" del niño, y va a ser quién se encargue de vestirlo el día 2 de febrero, comprarle flores y prenderle una veladora cada primero de mes (O_O). Hay varios tamaños de niño Diós (5 cm, 10 cm, 20 cm ... hasta 45 cm).

Para finales de enero ya se empiezan a colocar las tiendas de reparación y vestidos de niño Diós, si se te rompe el niño no lo puedes tirar, lo tienes que llevar a reparar, por lo general son de yeso así que hay que tener mucho cuidado y siempre para el día 2 de febrero le tienes que comprar ropa nueva (tan cara como la ropa de adulto). A mí me tocó ser madrina de un niño de 20 cm :) lo vestí de niño de Belén ($180, unos 13€).

El día 2 de febrero la tradición dice que hay que llevarlos a misa para que los bendigan. La gente llega con sus niños en brazos, escuchan la misa, el sermón de este año fue para que tomemos conciencia de lo importante que es cuidar a los niños para que crezcan con valores, pasa el niño con la cesta para donaciones, cantan coros y ya cuando se acaba el padre llama a comulgar, nos dan la Ostia sagrada y nos colocamos en fila para salir al patio de la iglesia. El padre ya está esperando para lanzarnos el agua sagrada y bendecir a los niños.

Después de eso todos se van a sus casas a comer tamales y atole, por cierto, el día del roscón de reyes (6 de enero) a quién le toca el muñequito del roscón le toca comprar o hacer la comida del dos de febrero (tamales y atole).

Aquí les dejo algunas fotografías de los vestidos de los niños Diós: