lunes, 6 de julio de 2009

Xcaret (Cancún)

Durante nuestras vacaciones en Cancún decidimos ir a este parque por tres motivos, era el más barato de los dos que había, quedaba más cerca de nuestro hotel y mi novio ya había ido y me daba buenas críticas.

El día antes de ir nos informamos acerca de los precios, opciones, etc. En todas las agencias nos dicen lo mismo así nos aseguramos de que no nos van a estafar.

Entrada básica: 69 dólares (incluye: entrada al parque y show nocturno).

Entrada plus: 99 dólares (incluye: entrada al parque, show nocturno, comida buffet, alquiler de taquilla, alquiler de equipo de snorkel, alquiler de toalla, 2 bebidas gratuitas y un descuento del 10% en otras actividades.

Para los que eligen la entrada básica aquí os pongo un resumen de lo que costaría lo que lleva de más el plus: comida (30 dólares en cualquier restaurante), bebidas (3 dólares dependiendo de lo que pidas), alquiler de taquilla (2 dólares), alquiler de equipo snorkel (20 dólares), alquiler de toallas (2 dólares). A fin de cuentas si se va a hacer snorkel y comer en el parque sale más a cuenta tomar el paquete plus.

Actividades opcionales: nado con delfines (149 dólares media hora), nado con rayas (49 dólares media hora), camino por debajo del agua con escafandra, xpa (masajes), baño ritual (49 dólares), por mencionar algunos.

Nosotros elegimos el baño ritual, pagamos en las taquillas y nos aplican el 10% de descuento por tener el xcaret plus.

¡Ojito! No te dejan entrar al parque con bebidas, comida o crema solar, te la hacen tirar, lo de la comida es para que comas en sus restaurantes (su excusa es para que no se ensucie el parque), la crema solar te la hacen dejar si no lleva la leyenda de “ecológica”, pero una vez dentro del parque puedes comprar dicha crema (a precio de oro).

Una vez dentro tendrás tu mapa para guiarte por el parque, localizar los restaurantes, lavabos, actividades, etc. Un consejo: no pierdas el tiempo viendo shows ya que por la noche está el show nocturno que es el principal y más bonito.

Hay muchas actividades que puedes hacer, ver animales (están en espacios reducidos, algunos dan pena U_U), ver criaderos (peces, hongos, hibernáculos, etc.), río subterráneo (se precisa equipo de snorkel), relajarse en la playa (siempre que el oleaje lo permita), ir de compras, etc.

Nosotros fuimos al baño espiritual (actividad extra), consistió en una purificación maya hecha por un chamán en la que nos explicaba un poco la historia, hicimos ofrendas, bebimos un menaje y luego nos introdujimos en un iglú en brasas dónde hicimos la meditación de media hora respirando el vapor de hiervas aromáticas y gritando XD (hubieron dos mujeres que se salieron por no aguantar el calor), saliendo del horno de 60 grados nos tiramos a un agujero de agua de 14 grados, allí nos dieron la última explicación y ya acabó la actividad.

Durante la actividad del río subterráneo se toman fotografías que luego puedes recoger a la salida del parque (cuestan 12 dólares por fotografía), no te permiten llevar tu cámara de fotos aunque sea sumergible.

Lo bueno que tiene el parque es que sus precios son razonables en comparación con otras actividades que te puedes encontrar por la zona, el tipo de cambio de dólar a peso y viceversa es el que está en el mercado (no te van a robar), además, no te cobran el aparcamiento, cosa que se agradece.

El show nocturno es de lo mejorcito que tiene el parque, empieza a las 7 de la tarde y termina alrededor de las 9:15, se empieza con una introducción a lo que fue el juego de la pelota, seguido de un juego de hockey con pelota de fuego, luego una invasión española, luego se representan los bailes típicos de cada provincia (los de Veracruz y Sinaloa fueron los que más me gustaron).

Es un buen sitio para pasar el día, si vas con familia quizá no lo puedas ver todo en un mismo día, en todo caso, en las taquillas os van a ofrecer el segundo día a mitad de precio.

Saludos.

viernes, 3 de julio de 2009

Hertz, la gran estafa

Acabo de regresar de mis vacaciones en Cancún y me dispongo a denunciar esta nefasta compañía.

Un mes antes de tomar el avión para México estuve revisando los precios que me daban las distintas compañías de alquiler de coche (AVIS, Hertz, Europcar, etc.), después de mucho buscar, vi que Hertz me hacía un precio súper barato... 134 dólares por 11 días, me pareció tan raro que llamé a atención al cliente 902... (1 euro el minuto ¬¬) para preguntar si eso incluía todos los gastos: seguros, tasas de aeropuerto, etc. Me dijeron que estaba todo incluido y que no tendría que pagar nada más, aunque me recalcó que eso eran precios orientativos, que quizá subiera unos 20 dólares... En su política dice que si eres menor de 25 años no puedes conducir a no ser que pagues 10 dólares diarios y que si llevas a un conductor adicional te cobran otros 7 dólares diarios...

Mi caso: yo haré el pago con tarjeta de crédito, soy menor de 25 años, nacionalidad española, no tengo licencia de conducción, quién va a conducir es mi novio que es mayor de 25 y de nacionalidad mexicana. Le comenté todo esto a la señorita de atención al cliente para asegurarme de cuáles eran los cargos extras, ella me dijo que no tenía cargos extras ya que el conductor principal era mayor de 25.

Bueno, ya con la reserva hecha en internet con un mes de antelación (en el momento de hacer la reserva me pidieron la tarjeta de crédito aunque no me cobraron nada), nos presentamos en las oficinas de Hertz en el aeropuerto de Cancún. Nos atiende un señor de mediana edad, (el trato siempre fue muy amable y con mucho respeto), presentamos el papel con el número de reserva, por cierto, tenía una oferta de Iberia (me regalaban dos días de alquiler según el precio reservado por internet, o sea, me ahorraba 10 dólares…). Introduce el código y le salen los datos de la reserva, luego me pide mi licencia de conducción… ya empezamos, le digo que yo no tengo licencia y que quién conduce es mi novio… Me dice que quién paga tiene que ser obligatoriamente el conductor principal, que yo no puedo conducir sin la licencia, que no podremos alquilar coche, etc.

Luego de una larga discusión, me pone a mí cómo conductora primaria (me cobra 10 dólares por ser menor de 25 años) y a mi novio lo pone cómo conductor adicional (7 dólares diarios). A continuación me pregunta acerca del tipo de seguro que quiero incluir en mi vehículo… yo le alego que la reserva ya incluye el seguro, él me dice que ninguna reserva en el mundo incluye el seguro y prosigue a explicarme los seguros de que disponen… En fin, para mayor seguridad elegimos el seguro más caro (30 dólares diarios) y nos asegura que quedamos protegidos contra cualquier daño a terceros y sobre nuestro coche (excepto llantas, neumáticos, carrocería, etc. Creo que sólo cubre los cristales ¬¬).

Total que la suma asciende a 1300 dólares, diez veces más que el precio original de la reserva… ¡Dios mío que soy estudiante! O_O Bueno, por suerte tenía la tarjeta de crédito limpia y con pleno saldo disponible así que no presentó ningún problema (por el momento, luego a final de mes ya veremos…). Al vernos enojados el agente nos dio un coche de categoría superior sin costo adicional (habíamos elegido un Dodge Attitude y nos dio un Dodge Avenger). Hicimos la revisión del coche con el agente de Hertz, anotamos los defectos en un papel dónde había dibujado el esquema del auto y nos dijo que lo devolviéramos al mismo nivel de gasolina que tenía (un octavo).

Nada más salir vamos a la primera gasolinera a que llenen el depósito y le suban la presión de las ruedas (estaban desequilibradas), la suerte es que la gasolina está más barata, por ejemplo, llenar el depósito salió por 25 euros cuándo aquí hubieran cobrado 50…

El viaje estuvo tranquilo, excepto en las zonas céntricas que la conducción se volvía un circo… nos detuvieron una vez por exceso de velocidad (pasábamos en 20 km hora) pero vi que las “multas” se resuelven de otro modo allí… XD.

A la semana tuvimos un accidente, saliendo del hotel, un automóvil que venía por detrás a alta velocidad nos impactó en la llanta (parte que no cubre el seguro)… nos aparcamos a un lado de la carretera y llamamos a Hertz, éste nos envía al agente de seguros (que por cierto tarda casi dos horas en llegar), el seguro del que nos impactó llega antes y hace arreglos con la policía, cosa que no nos gusta nada… cuando por fin llega nuestro agente, habla con la policía y nos dice que la culpa fue nuestra y que le tenemos que pagar al otro ¡encima!. Decimos que no estamos de acuerdo y que se proceda de forma judicial (con peritos), eso supone una retención de los vehículos y trámites de por lo menos una semana… el que nos impactó se pone nervioso… al final se soluciona con un acuerdo mutuo, se hace un cálculo de lo que costaría la reparación del impacto a nuestro vehículo y cada parte paga la mitad, el otro estuvo de acuerdo y nos dio 2000 pesos en efectivo, nuestro seguro al final cubrió el impacto a su coche y todos felices.

Ese mismo día fuimos a las oficinas de Hertz dónde hicimos el alquiler (en el aeropuerto), les explicamos el caso y nos hicieron un presupuesto de unos 4000 pesos para la reparación, nos dijeron que lo cobrarían cuando devolviéramos el automóvil (aún nos quedaban dos días de vacaciones).

Pasados esos dos días devolvimos el coche, lo revisaron, nos imprimieron la factura final (con el gasto del accidente), firmamos y listos. Por cierto, teníamos una cola de 15 minutos para devolver el vehículo… a la señora que estaba al lado no le pasaba la tarjeta de crédito y le rechazaron la reserva… (Claro, dicen que cobran una cosa y luego cobran diez veces más), al hombre que teníamos delante le cobraron una cantidad de 500 dólares por haber roto la llave (o sea, una copia de una llave cuesta a lo mucho 20 dólares). Se respiraba un ambiente de enojo impresionante… Por “suerte” no tuvimos más problemas. Una semana después me hicieron el cobro en la tarjeta de crédito.

Si algún día tenéis algún accidente con un coche de alquiler de Hertz, hay dos opciones para pagar los daños: pagar la reparación del daño causado (si no es muy grande, conviene esta opción) o bien pagar el deducible que es el 10% del valor del vehículo (si las reparaciones ascienden mucho es mejor elegir esta opción).

Conclusión: usar el transporte público.