lunes, 22 de septiembre de 2008

VACACIONES ÚLTIMO DÍA - LONDRES

Me levanté a las 4 de la mañana para tomar el vuelo de las 6:30. No tenía ni idea de lo que me esperaba...

El embarque fue sin problemas, sin colas, sin estrés... Una vez dentro del avión tenía que elegir asiento ya que la compañía "Ryanair" no te impone un número de asiento sino que lo eliges a tu gusto. Debido a malas experiencias con los niños encontré una fila de tres asientos rodeados por gente mayor tanto por delante como por detrás y pensé "Bingo". La mala suerte es que se me pusieron al lado dos borrachos con las mochilas cargadas de cerveza e insultando a destajo ¬¬', total me puse los cascos con heavy metal a todo volumen y a aguantar 2 horas hasta Londres.

Una vez en el aeropuerto de "Standsted" no tuve problemas para encontrar las máquinas expendedoras de billetes, los había comprado el día anterior por internet, al igual que la entrada a la torre, para no tener que cambiar a libras.
Bueno, encontré la plataforma para "Liverpool Street" aunque me quise asegurar y le pregunté a un señor pasajero que me lo confirmó :)
Resuluta que ese señor pasajero inglés es ingeniero civil y se está haciendo una casa en Sant Agustí, me explicó que iba a un meeting. Le pregunté si había tenido experiencia con los japoneses y me dijo que había trabajado con ellos pero que ya no merecía la pena y que además son muy (jiji, cabeza cuadrada), me dijo que con China es mucho mejor.

Bueno, después de una conversación agradable me bajé en la estación de tren de "Liverpool Street" y allí empezó mi caminata hasta la torre.
Hay un videojuego para PC que lleva el nombre del desagüe (traitors' gate) al que había jugado de joven (15 años). Estaba super emocionada, me hacía mucha ilusión poder vivir en carne y hueso la aventura de las joyas de la corona.
Por cierto era clavadita al viedojuego, aunque habían cambiado un poco la distribución de las salas, pero la sensación de estar en un sitio por primera vez y saber dónde están todas las salidas, las cámaras, los escondites, etc. es maravilloso.

Para la visita me junté con un grupo de australianos, canadienses, británicos, estadounidenses y alemanes (yo era la única española). Estaban siguiendo a un "Beefeater" (comedor de carne) muy simpático. En la mayoría de salas se podía grabar a excepción de la sala dónde estaban las joyas y las capillas. Hice una buena filmación de casi todo aunque al final ya estaba cansada y me fui a un restaurante dentro de la Torre para tomarme un respiro que me costó unas 8 libras.

A partir de ahí todo empezó a ir mal (¡lo sabía! la tarta turca estaba maldita), me perdí porque estaba cansada, el mapa no estaba bien señalado y no me daba la gana preguntar :P
Llegué 15 minutos antes de que saliera mi vuelo, corrí y corrí pero nada pude hacer para llegar a tiempo :'(
Luego tuve que buscar a un guarda de seguridad para que me dejara salir (primer contacto), me fui a preguntar a la taquilla de Ryanair para que me diera otro billete y me dijo que me costaría unas 110 libras (casi me da un infarto), bueno, dijo que si lo sacaba por internet me saldría unas 4 libras más barato ¬¬ ¡pues qué alivio! (nótese la ironía).

Encontré unos ordenadores con acceso a internet de pago, diez minutos una libra (que no es barato), el problema es que no tenía efectivo y no quería cambiar euros. Desgraciadamente el ordenador aceptaba tarjetas de crédito y digo desgraciadamente porque una vez he pagado la cuota mínima (3 libras = 30 minutos) el ordenador no funciona, bueno, sí que funciona pero para cargar una página está 10 minutos y luego la sesión caduca por lo que no pude hacer nada... luego me fui a un ordenador que parecía funcionar, pagué otras 3 libras y ahora sí PERO... Resulta que me ahorro las 4 libras si imprimo el recibo y... NO HAY IMPRESORA. Así que nada de nada, volví a la taquilla, me cagué en sus muertos y me salió 6 libras más caro (por lo de internet).

A mi lado había una chica que estaba peor que yo, le había pasado lo mismo pero además estaba sin dinero O_O. La tarjeta no le funcionaba, no tenía ni euros ni libras... le dejé mi teléfono para que llamara a su madre y ella le compró el vuelo de vuelta. Luego le propuse de ir a dormir juntas (sin pensar mal heee) para evitar robos u otras cosas... y aceptó :) Nos encontramos tambien a un coreano y a un italiano que habían perdido el vuelo y... dormimos todos en el mismo sitio.

El viaje de vuelta fue bien, no tuve a NADIE que se sentara a mi lado (el paraíso). De todos los viajes que he hecho, el que más me ha gustado ha sido el de Gerona y el de Alemania.



2 comentarios:

Marcvs dijo...

Hey Alex, que tal, no me sabía lo de la última parte de la historia, weno, al menos ya está todo mas o menos en órden, no...? Bueno, como sea, saludos desde México... pa variar...

Marcvs dijo...

ah, por cierto :-P Saludos a Carlos :-P